Usuario:
Contraseña:

Historia del Arteterapia

La actividad artística ha formado parte de casi todas las culturas desde sus orígenes, constituyendo sus manifestaciones los más antiguos, fiables y valiosos yacimientos de información acerca de la vida de aquellos que vivieron tiempo atrás, aun antes de que nadie pudiera darnos fe de su existencia a través de documento alguno. La inmediatez y universalidad de sus elementos junto con su carácter subjetivo, hicieron del lenguaje visual una vía eficaz para la expresión y la comunicación del ser humano, capaz además de contener de manera integrada y coherente aspectos de la experiencia de índole diverso, algunos de los cuales difícilmente podrían ser expresados de otro modo. Estos dos factores: su carácter trascendente, universal, y su versatilidad expresiva, han contribuido históricamente a considerar la práctica y la contemplación artística como actividades que proporcionan bienestar.

Paradójicamente la creación artística en todas sus formas ha ocupado durante siglos un lugar misterioso, a menudo peligroso, estrechamente vinculado con la excepcionalidad, la magia o la locura, que la han llevado a convertirse progresivamente en un quehacer alejado de lo habitual salvo en la infancia; una rareza inasequible y poderosa al alcance tan sólo del genio... o del loco.

A partir de los años 40 del siglo XX tienen lugar una serie de circunstancias que, desde distintos ámbitos, van a ir dando forma a una nueva disciplina: el arteterapia, que nace con la vocación de hacer posible el desarrollo de procesos terapéuticos significativos a través del arte.

  • El nacimiento del psicoanálisis y con él el descubrimiento del inconsciente.
  • El interés de algunos psiquiatras (como Prinzhorn) en entornos clínicos, por lasproducciones artísticas de los internos, más allá de su valor diagnóstico.
  • El deslizamiento, iniciado con el romanticismo que conduce al arte primero haciaterritorios ignotos, perdidos o lejanos, al predominio de la emoción y la subjetividad; yprogresivamente a mundos no reales: oníricos, fantaseados, pensados, abstractos.
  • La ruptura del arte con la figuración.
  • Las dos guerras mundiales, cuyas consecuencias fueron miles y miles de personasafectadas, que dieron como resultado la necesidad de encontrar nuevas formas de tratamiento para el sufrimiento psíquico que padecían.
  • El desarrollo de las psicoterapias.
  • Las investigaciones en el ámbito pedagógico (Lowenfeld, Read, Dewey) que se refieren al importante papel que el desarrollo de la expresión y la imaginación juegan en elconjunto del desarrollo infantil.

En 1942, el artista Adrian Hill, tras una larga convalecencia en un sanatorio, acuñó el termino “arteterapia” para referirse a un proceso, observado primero en sí mismo y posteriormente en sus compañeros de hospital, por el cual la actividad artística procuraba al enfermo un notable incremento del bienestar emocional. En 1943 publica su primera obra Art as an aid to illness: an experiment in occupational therapy, y en 1945, Art versus illness.

En 1946, se publica la obra Art and Regeneration, de Marie Petrie, en la que aparecen por primera vez referencias a una formación específica en arteterapia.

En 1947 Margaret Naumburg (Nueva York, 1890), una de las pioneras del arteterapia, publica Free Art Expression of Behaviour Disturbed Children as a Means of Diagnosis and Therapy. Naumberg fue la primera que utilizó el proceso artístico de manera sistemática dentro de su trabajo como psicoanalista. “El proceso del arte terapia está basado en el reconocimiento de que los pensamientos y sentimientos más profundos del hombre, procedentes del inconsciente, consiguen su expresión en imágenes mejor que en palabras.” “Las técnicas del arte terapia están basadas en el conocimiento de que cada individuo, con o sin entrenamiento en arte, tiene la capacidad latente de proyectar sus propios conflictos de manera visual. Cuando los pacientes representan tales experiencias profundas, sucede, frecuentemente, que pueden mejorar la articulación verbal.” (Naumburg 1958).

A finales de 1950, Edith Kramer (Viena, 1916), otra de las grandes figuras del arteterapia, que había sido testigo del trabajo que, en el campo de concentración de Terezin, había llevado a cabo con niños Friedl Dicker-Brandeis, comenzó a trabajar como arte terapeuta con los niños de la Wiltwyck School en EEUU, promoviendo una orientación que, si bien como la de Naumburg tenía su base en las teorías psicoanalíticas, al focalizar su trabajo, no ya en los contenidos inconscientes, sino en la capacidad terapéutica de la propia práctica artística, se distanciaba claramente de ella.

En 1950 aparece On not being able to paint, de Marion Milner y comienzan a ponerse en marcha los primeros programas de estudio en EE.UU. Este mismo año, en París, con motivo del Primer Congreso Mundial de Psiquiatría, tiene lugar la primera exposición internacional de arte psicopatológico, que reúne cerca de dos mil obras de pacientes de diecisiete países diferentes.

En 1954 los profesores Volmat y Delay fundan el Centre d'Étude de l'Expression; en 1955 Volmat pubica el libro L'Art psychopatologique y en 1956 Delay a su vez publica Névrose et création.

En 1959 nace la SIPE (Société Internationales de Psychopathologie de l'Expression).

En 1961 aparece el primer número de la revista American Journal of Art Therapy, que constituye el primer encuentro editorial de una serie de teóricos que hasta entonces trabajaban de manera individual.

En 1964 comienzan a aparecer las primeras asociaciones de profesionales de arteterapeutas: en Francia la Societé Française de Psychopathologie de l'Expression y en el Reino Unido la BAAT (British Association of art Therapists). En 1969 se funda la AATA (American Art Therapie Association) en EEUU.

En 1973 se crea, en el Centro Psiquiátrico Nacional de Río de Janeiro, el Museo de las Imágenes do Inconsciente a cargo del doctor Nise da Silveira, que reune más de 300.000 obras.

En 1991 se funda el consorcio de universidades ECARTE (The European Consortium for Arts Therapies Education), que reúne a las universidades de Hertfordshire, Münster, Nijmegen y Paris, cuyo propósito es regular los cursos de formación en las diferentes terapias artísticas a nivel europeo. Actualmente está compuesto por 32 miembros de 14 países europeos, entre las cuales se encuentran la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Barcelona dentro del ámbito específico del arteterapia.

En los últimos años se han producido avances significativos, tal es el caso de países como Gran Bretaña, donde desde 1999 el arteterapia cuenta con un status profesional reconocido dentro del servicio de Sanidad. Esta posición implica necesariamente una formación reconocida y un registro de profesionales con un estatuto protegido.
Resolución Óptima de pantalla: 1024x768
Diseño optimizado para los navegadores: Internet Explorer 7.0, Mozilla Firefox 3.0